Consiga visitas con su blog

administrador

Cómo tener un blog dinámico que nos ayude a generar nuevas visitas y clientes.

Un blog se configura como un instrumento de marketing de gran utilidad, ya que es la herramienta más sencilla y a la vez completa que tenemos a nuestra disposición para generar contenido fresco y nuevo en nuestra web, con el objetivo de que Google lo indexe y compruebe lo siguiente:

  • Que el contenido supone una novedad, algo que ahora está y la última vez que Google visitó nuestra web no estaba.
  • Que es de interés para el público que lo visita, es decir, que nuestros visitantes están el tiempo suficiente como para que se pueda interpretar que han leído el artículo.

Si ambas condiciones se cumplen, Google indexa el contenido al considerarlo de utilidad para el usuario que nos visita, más aún si conseguimos que tal contenido se comparta en redes sociales generando interacción y comentarios.

Por tanto, un blog actualizado como mínimo una vez al mes, con contenido de utilidad y con interacción por parte de estos usuarios compartiendo la publicación, es el objetivo de esta potente herramienta que puede hacernos ganar posiciones en los buscadores, consiguiendo con el tiempo mejor visibilidad que nuestra competencia. No olvidemos, que para Google, “el contenido es el rey”.

Cómo plantear una estrategia de contenidos en el blog:

  • Planificación: Hay que tener una planificación de las publicaciones que se van a realizar como mínimo en los seis próximos meses. La actualidad manda siempre, por lo que si tenemos algo que sea publicable en un determinado momento, debemos hacer un hueco y posponer lo que teníamos programado al siguiente mes.
  • Busque contenidos relevantes para su audiencia: Debemos preguntarnos qué quiere nuestra audiencia, en qué está interesada, qué es lo que puede provocar que lea uno de sus artículos y lo más importante: qué es lo que puede provocar que lo comparta.

Si tu su sector es el turístico, aconsejamos usar Google Trends para evaluar las tendencias del sector y escribir sobre lo que en el momento de la publicación es de interés, o dicho de otra manera, “lo que está de moda en el sector”. Un ejemplo de tendencia sería “alojamientos en la costa”, por ejemplo, por lo que la redacción debería versar sobre esa directriz para maximizar la visibilidad del artículo.

  • Debemos buscar las keywords más relevantes: las palabras clave que definen los intereses de nuestra audiencia. Debemos usarlas sin abusar, no se trata de ponerlas quince veces en el artículo, se trata de usarlas con sentido común.

Por ejemplo, y siguiendo el ejemplo anterior: si hablamos de una tendencia de búsqueda de “alojamientos de playa”, las keywords a usar en la redacción del artículo deberían ser “hoteles de playa”, “ofertas hoteles playa todo incluido”, u “ofertas de playa niños gratis” por poner algunos ejemplos.

No significa que tengan que usarse todas. Solo las que se consideren más relevantes para nuestro negocio. Si no queremos niños gratis, aconsejamos no incluir la palabra “gratis” en ninguna parte del blog, para evitar que la audiencia que busca usando la palabra “gratis” nos encuentre por ese término. 

Recomendamos dos herramientas gratuitas, Keywords Everywhere, herramienta que se instala en el navegador, que ya con su versión gratuita nos da mucha información sobre las búsquedas relacionadas a las consultas que hacemos en el buscador. Otra herramienta, aunque en su versión gratuita da menos información, es Keyword Tool. Aconsejo como mínimo probar ambas y combinar su uso para tener una buena planificación de palabras clave.

  • Recuerde que debe ser leíble para Google pero sobre todo, para nuestra audiencia: No hay que redactar solo usando palabras clave o keywords para conseguir la mayor indexación posible: el artículo debe ser leíble y entendible por una persona, con la finalidad de que a ésta le resulte de interés y a ser posible, comparta la publicación.
  • Extensión: No hay una regla escrita. Se suele recomendar un texto que contenga unas 1000 palabras, pero la cantidad no es lo más trascendente. Es mucho más importante que el contenido sea interesante y produzca interacciones con la audiencia como, por ejemplo, compartirse en redes sociales. Una extensión superior a 800 palabras es más que aceptable si el contenido es bueno, original y genera interés e interacción.
  • Hay que usar recursos tipográficos: negritas, subrayados, puntos y separaciones y en general, todo lo que ayude a una lectura en diagonal del artículo en pocos segundos. Nuestra audiencia no siempre va a tener tiempo o ganas de leerse un artículo de 800 o 1000 palabras. En cambio, si usamos estos recursos tipográficos, el lector puede hacerse una idea general de si es lo suficientemente interesante como para leérselo entero. 
  • Enlaces: De nuevo, sin abusar. Es bueno tener un par de enlaces en nuestras publicaciones hacia otras webs en las que el usuario pueda ampliar la información. Eso sí, debe configurarse la apertura del enlace abriendo una nueva pestaña en el navegador, nunca en la misma página, ya que el usuario o visitante perdería de vista nuestra web.

Más importante y preferible para mejorar el posicionamiento en buscadores del contenido, es conseguir que otras webs externas tengan enlaces que lleguen a nuestra web: se considerará que nuestro contenido es suficientemente importante como para que otra web nos referencie y nos envíe visitas.

  • Plugins: si nuestra web es un WordPress, recomendamos el plugin Yoast SEO, que le permitirá ver todo el trabajo realizado en su panel de control antes de publicar contenido. De ese modo, se puede determinar si es óptimo para su indexación y mejorar el posicionamiento en buscadores.

Teniendo en cuenta todos estos conceptos y usando las herramientas comentadas, dispondremos de una estrategia de contenidos optimizada y enfocada a mejorar el posicionamiento de la marca y la visibilidad de nuestros contenidos, lo que constituye en esencia, el objetivo de toda acción de marketing digital.

Comparta esta noticia: